Es una norma que está aprobada en junio pero que parece bastante desconocida para el ciudadano de a pie. Desde el pasado verano es obligatorio para los propietarios que quieran vender o alquilar sus viviendas que aporten un certificado energético de las mismas.

Las comunidades, al día con Hacienda

Se trata de un informe sobre el consumo de energía del inmueble que debe realizar un técnico superior, normalmente, un arquitecto o un ingeniero. En este documento se califica la eficiencia con letras que van desde la A a la G (de más a menos eficiencia), tal y como ya hemos visto en otros post.

El objetivo de esta medida, impuesta por la Unión Europea, es que las casas consuman cada vez menos electricidad y se reduzcan las emisiones de CO2.

Vamos con una serie de preguntas y repuestas rápidas sobre el certificado energético:

¿Qué es el certificado energético?
Es un informe que califica el gasto energético de una vivienda. El documento, que emite un arquitecto o ingeniero, tiene una validez de 10 años y debe incluir una serie de consejos para ahorrar energía. El último paso sería registrarlo en la comunidad autónoma, y este servicio lo puede ofrecer también el técnico.

¿Quién debe solicitarlo?
Los propietarios de construcciones (viviendas, locales, edificios) que quieran alquilarlas o venderlas.

¿Es obligatorio?
Sí, desde junio es necesario tenerlo y registrarlo en la comunidad autónoma en la que se encuentre la construcción. Las sanciones por incumplimientos de esta normativa van desde los 300 a los 6.000 euros.

¿Cuánto cuesta?
Los precios van desde los 35 euros hasta los 200, dependiendo de las ofertas. Los colegios de arquitectos e ingenieros, profesionales a los que el Ministerio de Industria considera habilitados para expedir certificados, aconsejan a los consumidores que acrediten la profesionalidad de quienes se los ofrecen.

¿Para qué sirve?
Para que los propietarios de estas construcciones conozcan el gasto energético que tienen y la forma de reducirlo. A los inquilinos o compradores les sirve de referencia para elegir.

¿Este proceso me obliga a hacer obras en mi edificio?
No, la certificación energética de edificios sólo tiene carácter informativo y no obliga a hacer ninguna rehabilitación