Mediterráneo sigue aumentando día a día el número de comunidades con las que trabaja, lo que supone que más de 36.000 propietarios son atendidos en las oficinas de la Comunidad Valenciana y Murcia. Propietarios que se benefician de un equipo capaz de favorecer una mejor convivencia entre los vecinos, solucionando los asuntos del día a día con rapidez, por alto que sea el grado dificultad en cuanto a organización y entendimiento dentro la comunidad. No en vano a lo largo de los años Mediterráneo se ha especializado en la gestión de comunidades complejas, con gran número de nacionalidades distintas presentes.

Y es que Mediterráneo se propone tomar su propio nombre como principal inspiración, fijándose en el gran “punto de encuentro entre vecinos” que siempre ha sido el mar Mediterráneo, y tratando de aplicar ese sentimiento a la forma en la que se plantea el trabajo diario con las comunidades. Un entorno proclive a la convivencia armónica que solo se consigue cuando los gastos están bien controlados, se combate eficazmente la morosidad o las obras se llevan a cabo minimizando incidencias.