Como ya hemos visto en post anteriores, las leyes que rigen las Comunidades de Propietarios sufren modificaciones de las que hay que estar informado. Por eso, siempre te recomendamos que estés asesorado por un administrador de fincas de confianza y que esté al día de todos estos cambios, con el objetivo de que la gestión sea lo más eficaz posible.

Las comunidades, al día con Hacienda

La última novedad implantada tiene que ver con las Comunidades y Hacienda. A partir del 1 de enero de 2014, las Comunidades están obligadas a presentar la declaración de operaciones con terceras personas que hayan superado los 3.005,06 euros.

Esta medida viene recogida en el Real Decreto 828/2013, publicado en el BOE del 26/10/13 y se extiende, por tanto, a aquellas Comunidades de Propietarios que no desarrollen ningún tipo de actividad empresarial, pero que sí realicen operaciones con terceros como albañiles, fontaneros, electricistas, empresas de ascensores, etc.

Para realizar esta declaración deberás utilizar el modelo 347 y tendrás que presentarlo durante el mes de febrero de 2015, ya que se correspondería con los datos contables del ejercicio 2014. Además, establece qué compras y ventas están obligadas a declarar las Comunidades. Todas estas nuevas medidas ayudarán a luchar contra el fraude fiscal y a mejorar la transparencia en la gestión comunitaria.

Un trámite necesario para solicitar ayudas
Esta nueva obligación fiscal es muy importante, por un lado, para tener la contabilidad al día y, por otro lado, para poder solicitar las subvenciones establecidas en la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, que pone como condición indispensable que las Comunidades tengan perfectamente detalladas sus cuentas y realizadas las presentaciones fiscales correspondientes.