Como el mítico juego de mesa ‘Quien es quien’, en este post vamos a identificar y a conocer las características y responsabilidades de cada uno de los miembros que componen una Comunidad. Una información de utilidad para todos los propietarios y, sobretodo, para el presidente, ya que le puede ayudar a obtener apoyos ante cualquier eventualidad.

comunidad de vecinos

  • Presidente. Es el máximo representante de la Comunidad. A rasgos fundamentales, de él se espera que represente legalmente a la Comunidad, tanto en juicio como fuera de él, en los asuntos que le afecten. Además, será el encargado de convocar y presidir las Juntas Ordinarias y Extraordinarias, en las que los propietarios pueden tomar las decisiones que afecten a la Comunidad. Igualmente, será el encargado de hacer cumplir con los acuerdos de cada Junta.

Si eres presidente y quieres más información, puedes descargarte desde nuestra web el ‘Manual del presidente’, una guía útil y sencilla que te ayudará en esta labor. Del mismo modo, puedes acercarte a cualquiera de nuestras oficinas y solicitar un ejemplar.

  • Vicepresidente. Su nombramiento está regido por el mismo sistema que el del presidente. Le sustituirán cuando esté ausente o si, por cualquier razón justificada, no puede ejercer las funciones de su cargo.
  • Secretario-Administrador: Aunque el presidente podría ejercer de administrador-secretario es muy conveniente recurrir a la ayuda de un administrador profesional y de confianza para llevar a cabo estas tareas, ya que son muy variadas: redactar las actas de las Juntas, preparar presupuestos, asegurarse del cumplimiento de los acuerdos tomados, llevar la contabilidad, solicitar presupuestos, realizar trámites de la Comunidad ante instituciones y organismos oficiales, conocer la legislación…
  • Junta de propietarios: debe debatir sobre los temas que afecten a la Comunidad y tomar las medidas necesarias buscando el bien común. Además será el encargado de nombrar al presidente, vicepresidente, secretario y administrador.
  • Propietarios. Tiene derecho a participar en las Juntas, proponer debates, opinar y votar siempre que esté al corriente de los pagos. Además, tiene obligaciones como: respetar las instalaciones de la Comunidad, mantener en buen estado su propiedad, facilitar en su piso o local las reparaciones necesarias para el mantenimiento del edificio y pagar su cuota de los gastos.